Saltar al contenido

El Estrés laboral

En los años 80, cuando los medios de comunicación comenzaron a hablar del estrés, esta enfermedad se asociaba con los altos ejecutivos. Ahora, el término es de uso normal y son cada vez más las personas en todas las profesiones y en todas las escalas salariales afectadas por este mal, que ya ha sido identificado por la Unión Europea como la segunda causa de baja laboral (28%) tras los dolores de espalda (30%).

¿Qué es el estrés laboral?

El estrés laboral se describe como un desequilibrio entre los esfuerzos que exige el trabajo y la capacidad del individuo para responder a ellos. Es la angustia por las obligaciones que a uno le desbordan.

El trabajo se ha convertido en una de las principales causas de enfermedad, depresión y agresividad.

Un mundo cada vez más cambiante que exige una constante adaptación, el miedo a perder el trabajo en una época de malas perspectivas económicas, el incremento de la productividad y, por tanto, la disminución del tiempo dedicado a la vida personal o al ocio, la proliferación de los teléfonos móviles, el correo electrónico e Internet mantienen a los empleados conectados a sus trabajos durante las 24 horas del día, todos estos factores han disparado enfermedades como migrañas, fatiga crónica, todas ellas asociadas al estrés, y han multiplicado las consultas al especialista.

¿Cómo controlar el estrés?

Tratamientos para el estrés:

Las soluciones pasan por enfrentarse a los focos del estrés y tratar de solucionar el conflicto, relativizar la importancia del trabajo y dar más valor a la vida privada.

  • Yoga o Pilates :Dos deportes que ayudan a relajar la tensión. El Pilates, cada vez más popular en España, previene el dolor de espalda.Se recomienda el uso de esterilla para realizar esta actividad física.
  • Tener un hobby: Dibujar o pintar, ayudan a despejar cuerpo y mente. Las mandalas ayudan a reducir el estrés pintando o dibujando.
  • Dieta sana: Algunas comidas elevan el azúcar en la sangre, lo que genera más ansiedad. Una nutrición adecuada contrarresta los efectos del incremento de la adrenalina, asociada al estrés, que puede causar úlceras e hipertensión.
  • Tiempo libre: La mayor queja de muchos trabajadores es que no tienen tiempo libre. La posibilidad de disfrutar del ocio da una sensación de control y eleva la autoestima.
  • Ir andando al trabajo: Ir andando al trabajo tiene efectos muy positivos. Un estudio muestra que los japoneses que han empezado a caminar han reducido un 30 por ciento el riesgo de sufrir un ataque al corazón.